Expediente ESDLA

19 de Mayo de 2003, a las 00:00 - Melko
Parodias menores - Chistes, parodias, humor gráfico :: [enlace]Meneame

BOLSÓN CERRADO
HOBBITON, ERIADOR
OCTUBRE, 3001

Anochecía en Hobbiton, una carreta se acerca a Bolsón Cerrado con dos personas en su interior. Un hombre y una mujer, de aspecto serio con capas azul oscuro, bajan y golpean la redonda puerta.
- Siii, ¿quién es?
- ¿Sr. Frodo Bolsón?, somos los Agentes Maedler y Sculë del VBI (Valinor Bureau of Investigation) queremos hacerle unas cuantas preguntas.
- Pasen, pasen ¿desean unos pastelillos?
- No, gracias, -dijo Sculë- estamos de servicio. Nos envían los Valar para investigar acontecimientos extraños en la Tierra Media, muy poca información ha llegado últimamente a las costas de Valinor desde que los últimos cinco Agentes dejaron de transmitir. A nuestra llegada, hemos sido informados de la misteriosa desaparición de su tío, Bilbo Bolsón. Tenemos múltiples testigos que aseguran se desvaneció ante sus ojos durante su fiesta de cumpleaños. ¿Sabe usted dónde puede estar?
- Realmente no, -contestó Frodo- Gandalf me dijo que se marchó para descansar y terminar su libro.
- ¿Gandalf?, ese nombre me suena. ¿Sabe dónde se encuentra?
- Ni idea, estaba muy preocupado por un anillo y se marchó inmediatamente.
- Hablando de anillos ¿Es usted el único heredero de su tío? - preguntó Sculë
- Efectivamente, me lo dejó todo, solo se llevó algunos objetos personales.
- Sr. Frodo -dijo Maedler- Durante la fiesta se observaron luces misteriosas en el cielo ¿no es cierto?
- Si, pero eran fueg ...
- Y momentos antes un dragón sobrevoló el lugar ¿verdad?
- Si, aunque ...
- ¿Y no es cierto que su tío desapareció también hace unos años y regresó muy cambiado?
- ¿Y con una gran fortuna? - completó Sculë
- Pues, si ...
- Y, según hemos oído, prácticamente no envejecía -dijo Maedler- bien, Sr. Frodo es todo por ahora.
- Buenas noches, si encuentran a mi tío, por favor infórmenme -suplicó Frodo.
- Descuide, nos veremos pronto. Adiós.

- Es un caso clarísimo Sculë-comentó Maedler, ya en el exterior- luces extrañas, múltiples desapariciones, un dragón... Bilbo Bolsón ha sido nuevamente abducido por fuerzas malignas extraterrestres a través de ése dragón, seguro que aparece en cualquier momento muy envejecido, los viajes por el vacío intemporal tienen ésos efectos secundarios.
- Pero Maedler, tu teoría de que Melkor sigue actuando desde su encierro, carece de toda explicación científica, ya eres el hazmerreír de Valinor. Por el contrario, parece lógico que Frodo hiciera desaparecer a su tío para quedarse con la herencia, quizás con la ayuda del tal Gandalf a cambio de ése valioso anillo.
- ¿Y crees que encontraremos a Bilbo en cualquier armario con un golpe de ladrillo en la cabeza?-dijo Maedler- tampoco tienes muchas pruebas de eso ¿verdad?, aquí están actuando entidades superiores que desean invadir la Tierra Media y conseguiré probarlo. Ahora seguiremos con los interrogatorios, ve a buscar el carro.

Bajo un árbol, Maedler vislumbró una figura misteriosa haciéndole señas, al acercarse pudo distinguir un manto blanco, la cara estaba cubierta por una capucha y de ésta salían bocanadas de humo que el misterioso fumador obtenía de una larga pipa. Al acercarse Maedler dijo - Buenas noches Agente Maedler, tengo importante información para usted.
- ¿Quién es y cómo sabe mi nombre? -Preguntó Maedler
- Mi identidad no es importante, sé muchas cosas y éste caso tiene mayor trascendencia de la que Usted imagina, si quiere conocer el motivo de la primera desaparición del Sr. Bolsón y el origen de su fortuna, diríjase a la Montaña Solitaria.
- ¿Porqué debería confiar en un desconocido? -Maedler giró la cabeza al escuchar el sonido del carro acercándose y, cuando volvió a mirar al árbol, la misteriosa figura había desaparecido.
- Sube al carro -dijo Sculë- ¿Qué hacías ahí?
- Nada, nada, ¿conoces un sitio llamado Montaña Solitaria?
- No.
- Pues vayamos a comprar provisiones, creo que nos espera un viaje muy largo.

BOLSÓN CERRADO
HOBBITON, ERIADOR
17 AÑOS DESPUÉS

Los Agentes Maedler y Sculë regresan a Bolsón Cerrado tras un largo viaje investigando las andanzas de Bilbo Bolsón (y que quizás se narren en otro expediente), a su llegada descubren la puerta abierta y todo el interior revuelto.
- ¿Qué habrá sucedido aquí? -dijo Sculë- es como si hubiera pasado un olifante.
- ¡Shhh!, creo que se escucha algo en la habitación del fondo -dijo Maedler.
Ambos se dirigen hacia la habitación, silenciosos, bastón en ristre y descubren a un hobbit haciendo un agujero en el suelo. Maedler lo coge del cuello hasta ponerlo a su altura:
- ¡Te pillamos, Frodo! ¿haciendo un agujero para enterrar el cadáver? -Y, para su sorpresa, observan que no se trata de Frodo.
- ¿Quién eres y qué has hecho con Frodo Bolsón? -Preguntó Sculë
- ¡Mamaaaa! ¡suéltenme! Soy Lotho Sacovilla-Bolsón y el legítimo propietario de ésta casa ¡les demandaré!
- Mil perdones -dijo Maedler, dejándolo en el suelo- Somos Agentes del VBI e investigamos la desaparición de Bilbo Bolsón, ahora será mejor que nos explique todo esto, porque sus actividades aquí parecen muy sospechosas ¿dónde está el Sr. Bolsón?
Recuperando el aliento, Lotho contesta - no sé dónde está el Frodo, hace unas semanas nos vendió la casa y se marchó sin dar explicaciones, yo estoy buscando el tesoro de Bilbo, seguro que está escondido por aquí, ¿acaso es un delito?
- No, Sr. Sacovilla -dijo Sculë- siempre que sea cierto. Comprobaremos su historia, pero tenga cuidado porque los propietarios de ésta casa tienen tendencia a desaparecer. Buenas tardes.
- ¡Y la próxima vez llamen antes de entrar! -les espetó Lotho cerrando la puerta bruscamente.

- ¿Tú le has creído? -dijo Maedler
- Parecía muy seguro de sí mismo y su versión es fácil de comprobar.
- Pues a mí me ha parecido un ser despreciable, puede ser un enviado del maligno ocultando pruebas. Seguro que han abducido también al pobre Frodo para torturarle cuando acabaron con Bilbo. Date cuenta que, al ser familia, sus genes son muy parecidos, y así pueden continuar con sus macabros experimentos.
- ¿Otra vez con eso? -dijo Sculë- ya sabes que solo Eru posee ésos conocimientos, la explicación es evidentemente mucho más sencilla, Frodo sintió miedo por lo que había hecho y escapó con todo el dinero que pudo. Le encontraremos en algún chalet de la costa de Anfalas tostándose al sol.
- Pues sigo pensando que alguien muy poderoso intenta adquirir conocimientos prohibidos con intenciones perversas, vamos a intentar obtener información de los elfos, conozco a un grupo cerca de aquí...

EN ALGÚN LUGAR DE LAS QUEBRADAS DEL NORTE
ARNOR

- ¿Estás seguro que viven aquí? -dijo Sculë- éste bosque está desier...
- ¡No muevan un músculo! - Como aparecidos de la nada, tres elfos les apuntaban con sus arcos.
- Flöjiki, Lánglin, Baers -dijo Maedler- soy yo, Rusko.
- ¡Hombre¡ Agente Maedler, ¿cómo te va? -contestaron
- Bien, bien, venimos para que nos ayudéis con un caso -dijo Maedler
- Aquí no podemos hablar, hay águilas espía por todas partes y hasta los árboles oyen, os llevaremos a nuestro escondite secreto…

SÓTANOS DE FORNOST
HORAS MÁS TARDE

- Lo que nos cuentas es muy preocupante, Rusko -dijo Flöjiki- solo conocemos un lugar en el que se llevan a cabo las investigaciones de las que nos hablas, se le conoce como ráva 51, desconocemos su localización, pero algunos supervivientes han descrito una gran torre oscura envuelta en la niebla.
- Hay una persona que puede ayudarte -dijo Baers- vive jubilado con su mujer en el Bosque Viejo, es un poco raro, pero sabe más de lo que parece, su nombre es Tom Bombadil.
- Gracias amigos, iremos a verle -Dijo Maedler
- ¿Vosotros también creéis que hay una conspiración extra-terrenal detrás de esto? -preguntó Sculë
- Sin duda, en éste mundo nada es lo que parece. Nosotros, por ejemplo, fuimos expulsados de Rivendell porque descubrimos a los verdaderos autores del asesinato de Isildur.
- Pero si fue asaltado por una banda de Orcos, todo el mundo lo sabe.
- ¿Orcos? -dijo Lánglin- ¿después de la batalla de Dagorlad? ¿atacan y vencen al mismo Isildur con toda su guardia? piénsalo, es absurdo. Por el contrario ¿quién tenía suficiente poder para vencer a Isildur? y ¿quién deseaba ver destruido el anillo único?
- Ya he escuchado más de lo que quisiera saber -dijo Sculë- vámonos, Maedler.

CASA DE TOM BOMBADIL
BOSQUE VIEJO, ERIADOR

- Estoy preocupada Maedler -dijo Sculë mientras llamaba a la puerta- si para tus colegas éste hombre es un poco raro ¿cómo será?
La puerta se abre y aparece un ser calzado con grandes botas amarillas, chaqueta azul y larga barba castaña; los ojos eran azules y brillantes, y la cara roja como una manzana madura, pero plegada en cientos de arrugas de risa.
- ¡Hola, dol! ¡Feliz dol! ¡Toca un don diló!
- Ehmm, no, no somos Dol ni tocamos nada. Perdone, nos hemos equivocado de dirección.
- Espera Sculë -dijo Maedler- Somos Agentes del VBI ¿es usted Tom Bombadil?
- ¡Tom Bom, alegre Tom, Tom Bombadillo!
- Ya, supongo que sí, investigamos la desaparición del Sr. Bilbo Bolsón y buscamos a su sobrino, Frodo ¿sabe usted algo de ellos?
- Mis bravos hombrecillos, hasta aquí llegaron
en brazos del Hombre-Sauce fueron rescatados
- ¿Hombre-Sauce? -dijo Maedler- Los experimentos genéticos han llegado más lejos de lo que yo imag…
- Dice usted que llegaron aquí -interrumpió Sculë- ¿acaso eran varios? y ¿a dónde fueron?
- Cuatro medianos eran. Hacia Bree se dirigían
Tom tiene prisa ahora. La noche sucede al día.
¡Hola, ven derry dol! ¿Me oyes cómo canto?
- Si, si, le oigo y mi nombre es Sculë. Bien, si tiene prisa no le molestamos más, buenos días.

Ya en el exterior, Sculë comenta -Ha sido peor de lo que esperaba, éste tío está como un rebaño de cabras.
- No perdemos nada preguntando en Bree -dijo Maedler observando detenidamente un árbol- ¿quiénes serán los otros hobbits?
- Cómplices, seguro. Nos enfrentamos a toda una banda de asesinos y estafadores, ¿qué…? ¡no me mires así! Te pongas como te pongas, no estoy dispuesta a hacerle la autopsia a ésa rama.

POSADA DEL PONEY PISADOR
BREE

- ¡Sres. Agentes! Me alegra volver a verles ¿qué les trae por aquí?
- Hola Sr. Mantecona -dijo Sculë- seguimos en misión oficial, buscamos a un tal Sr. Frodo Bolsón acompañado de otros tres hobbits.
- Pues lo siento, pero no recuerdo ése nombre -dijo Mantecona- ¿desean una pinta? Sin alcohol, por supuesto.
- Si, gracias -dijo Maedler- nos vendrá muy bien, ¿ninguna actividad sospechosa por aquí?
- ¡Uyy! Si yo les contara… al poco de irse Ustedes hacia Hobbiton sucedió aquí algo increíble, pero creo que no debería contárselo…
- Ya estoy cansada de cosas increíbles -dijo Sculë- solo quiero una cama.
- A mí no me gusta hablar -dijo Mantecona, sin prestar atención al comentario de Sculë- pero si insisten, les diré que llegaron cuatro hobbits preguntando por Gandalf y uno de ellos, creo que era el Sr. Sotomonte, desapareció delante de nuestras narices…
- ¿Cuatro hobbits?, ¿Gandalf?, ¿desaparición? … ¡son los que buscamos!
- … Todos nos quedamos de piedra -continuó Mantecona- "¡magia!" decían algunos, "¿qué lleva ésta cerveza?" decían otros, pero lo cierto es que a los pocos minutos, apareció en un rincón charlando con un montaraz llamado Trancos que, por cierto, es un hombre sombrío, siempre tapado con una capucha fumando su pipa y…
- Por favor, vaya al grano -dijo Sculë, pero Maedler pensó "¿será éste mi informador misterioso?"
- Pues como les iba diciendo -dijo Mantecona, un poco molesto por las interrupciones- ésa misma noche aparecieron varios tipos vestidos de negro, eran idénticos, como gemelos y me destrozaron la habitación en la que debían dormir los hobbits, ellos afortunadamente, durmieron en otro sitio.
- ¿Y dónde fueron? -preguntó Sculë, pero Maedler pensó "¿idénticos? ¿clonación…?"
- La mañana siguiente se marcharon muy temprano con Trancos, no sé a dónde. Ayer mismo le decía a mi asistente Bob que, por cierto, es un chico muy despabilado "a los Agentes les interesará ésta historia", yo nunca había visto algo semej ….
- Es suficiente, Sr Mantecona -dijo Sculë- nos vamos a la cama, buenas noches.

Ya en la habitación, de repente, una luz cegadora iluminó la estancia y apareció un ser semitransparente en medio de ellos
- ¡Joder, Jefe! -dijo Maedler- ya sé que sois Irmo, el patrono de las visiones y los sueños, pero podíais avisar antes de aparecer, casi me cago de miedo.
- Basta de tonterías, Agentes -dijo Irmo, muy serio- ¿cómo va la investigación?
- En punto muerto -dijo Sculë- el sospechoso ha huido con varios compinches, les persiguen unos asesinos, pero no sabemos a dónde van.
- Yo diría más -dijo Maedler- detrás de esto hay una conspiración para obtener tecnología genética ...
- ¡Suficiente, Agente Maedler! -dijo Irmo- no me interesan sus suposiciones, si el resto de los Valar se enteran de ellas, los expedientes serán cerrados. Bien, el motivo de mi visita es una comunicación de nuestro informador Elrond, en Rivendell. Parece tener información sobre éste caso, diríjanse allí lo antes posible.
- ¿Ese Elrond es de fiar? -preguntó Sculë recordando las palabras de los elfos desterrados.
- Totalmente, ya ha colaborado con nosotros en otras ocasiones, pónganse en marcha, adiós. - y al igual que había aparecido, Irmo desapareció.
- Qué mala espina me da esto -dijo Maedler- ¿habrán colaborado en lo de Isildur?, la verdad, a veces no sé de qué lado están nuestros superiores.
- No digas tonterías, Maedler nuestro jefe es un hombre justo, hasta mañana -dijo Sculë, pero ésta vez no parecía muy convencida.

CASA DE ELROND
RIVENDELL, ERIADOR

- Pasen, Sres. Agentes -dijo Elrond.
- Buenos días, creo que tiene información para nosotros ¿no es así? -dijo Maedler.
- Efectivamente, quiero presentarles a alguien que les resultará muy interesante -dijo Elrond, haciendo pasar a Bilbo
- ¡Sr. Bolsón! -los estupefactos Agentes se quedaron pálidos, como si hubieran visto un fantasma.
- Creo que me buscaban -dijo Bilbo
- Ya dije yo que aparecería muy envejecido -dijo Maedler- ¿qué le han hecho?
- Nada en absoluto, aquí me tratan muy bien.
- Como verán -dijo Elrond- han encontrado al que buscaban, el caso ha quedado resuelto.
- Todavía tenemos algunas dudas que resolver -dijo Sculë- ¿qué pasó en su fiesta de cumpleaños?
- Me escabullí con mucho cuidado y vine hasta aquí para descansar -dijo Bilbo- necesitaba tiempo para terminar mi libro.
- No ha pasado tanto tiempo desde entonces -dijo Maedler- y ha cambiado usted mucho ¿tiene alguna prueba de su identidad?
- Los últimos objetos personales se los di a mi sobrino Frodo antes de partir a…
- Es suficiente -interrumpió Elrond- el Sr. Frodo partió hacia el sur de vacaciones con unos amigos, lo mejor es que regresen a Valinor para escribir su informe. Mi ayudante Glorfindel les enseñará sus aposentos, buenas noches.

Ya en la habitación, los Agentes comentan:
- No me termino de creer ésta historia -dijo Sculë- puede que no sea un asesinato, pero sigue pareciendo una estafa, quizás engañaron al pobre viejo para quedarse con todo y le encerraron en éste asilo, date cuenta que aquí todos tienen cientos de años y, ¡ése Elrond! Oculta algo y tiene muchas ganas de librarse de nosotros.
- Claro que oculta algo -dijo Maedler- creo que abdujeron a Bilbo hasta aquí para torturarle, por su aspecto parecen haber pasado cincuenta años. Luego le lavaron el cerebro para ocultar las pruebas y presentárnoslo como si nada hubiera pasado. Bajo la tapadera de éste lugar se oculta el ráva 51.
- Pero ¿dónde está la gran torre oscura? -dijo Sculë- desvarías, como siempre. En todo caso creo que debemos continuar viaje hasta encontrar a Frodo.

EN ALGÚN LUGAR DE LA TIERRA MEDIA

Dos seres conversan en un lugar secreto:
- Espero que tengas un buen motivo para vernos, esto es muy peligroso.
- Lo tengo, y el palántir ya no es seguro. Los Valar han enviado a dos Agentes más, en éstos momentos se dirigen hacia mi refugio.
- ¿Y qué saben?
- Poco, hasta ahora, pero si ven lo que hemos hecho, estaremos en peligro.
- Bien, pues elimínales.
- No es tan sencillo, si desaparecen, se nos presentarán aquí todos los Valar ¿ya has olvidado la última vez que vinieron?
- Tienes razón, ¿qué hacemos?
- Déjalo de mi parte, haré que se desvíen.
- ¿Qué ha pasado con el otro grupo?
- El Agente que les guiaba ha sido eliminado y nada nos incrimina, el resto serán fáciles de atrapar. Ya he enviado tropas en su busca.
- Yo también enviaré a las mías, no es que desconfíe, pero tendremos más posibilidades trabajando juntos. Por cierto ¿cómo va el asunto principal?
- Estamos preparados, lanzaremos el ataque inmediatamente.

EN LAS PROXIMIDADES DE MORIA
8:30 PM

- ¿Estás seguro que vamos en la dirección correcta? -preguntó Sculë- puede que Elrond nos engañara también en esto.
- Tengo un presentimiento -dijo Maedler- creo que han pasado por aquí.
- Ya, ¿un presentimiento?. Hoy no quiero discutir, voy a buscar leña.
Detrás de una roca, Maedler observa a su informador misterioso, con su capa blanca y fumando su pipa.
- Buenas noches Agente Maedler, espero que tuvieran buen viaje hasta la Montaña Solitaria, tengo algo más que puede interesarle.
- Pues fue bastante largo y poco provechoso ¿porqué iba a confiar más en usted?
- Le prometí averiguar el motivo de la primera desaparición de Bilbo y el origen de su fortuna, creo que lo consiguieron. No le he mentido.
- Es cierto -dijo Maedler- ¿qué es eso tan importante?
- El grupo que persiguen ha pasado a través de las Minas de Moria.
- Necesito más pruebas ¿quién es usted y porqué …?
- ¿Hablas conmigo, Maedler? -dijo Sculë.
- ¿Porqué… has tardado tanto? -Dijo Maedler, su informador ya había desaparecido.

TUMBA DE BALIN
MINAS DE MORIA

No sin dificultades, los Agentes atraviesan las Minas hasta la tumba de Balin.
- Qué lugar tan siniestro -dijo Sculë- todo lleno de cadáveres, tengo la piel de gallina. Necesitaríamos toda una legión de forenses para investigar lo que ha sucedido aquí.
- Siento algo aquí muy misterioso -dijo Maedler- creo que hay fantasmas por todas partes.
Antes de que Sculë pudiera responder, escucharon un profundo redoble "bum, bum" haciéndose cada vez más intenso.
- ¡Corre! -gritó Maedler, alumbrados por sus bastones se dirigieron hacia la salida. Al llegar, descubrieron el puente derrumbado ¡no tenían escapatoria!
- ¡Extraterrestres! -dijo Maedler
- Son Orcos, idiota -dijo Sculë- miles de ellos, ¿qué hacemos?
Entonces, en el otro extremo del puente, apareció una figura vestida de blanco con una larga barba que les lanzó una cuerda.
¡Corred, insensatos! -dijo el hombre

Los Agentes atravesaron la cuerda y llegaron al exterior.
- Gracias por ayudarnos -dijo Sculë- pero, ¿quién es usted?
- Soy el Agente Olórin, o Gandalf como me llaman por aquí -dijo, enseñando su bastón distintivo.
- ¿No nos conocemos? -dijo Maedler con desconfianza, al observar su pipa.
- Usted ha sido dado por desaparecido en el VBI -dijo Sculë- ¿porqué lleva tanto tiempo sin informar?
- Era mi superior, el Agente Curunír quien debía hacerlo, y solo recientemente he descubierto que era un Agente doble. De todas formas, acabo de llegar del Cuartel General y les he puesto al corriente, también me informaron de sus dificultades.
- Ya empiezo a entender -dijo Sculë- se infiltró usted en la banda del Frodo para seguir sus movimientos.
- ¿Banda? -dijo Gandalf- bueno, si, más o menos. Disculparme, pero tengo una deuda que saldar, siguiendo éste camino llegaréis a Lothlórien, allí podréis descansar - y dicho esto, montó en Sombragrís y se marchó, dejando a los sorprendidos Agentes con múltiples preguntas sin resolver.

BOSQUE DE LOTHLÓRIEN

Tras varios días de descanso, son conducidos a reunirse con Galadriel.
- Buenos días, Señora -dijo Maedler- le agradecemos su hospitalidad
- Los Agentes de Valinor son siempre bien recibidos en mi casa -dijo Galadriel
- Hasta ahora, nadie ha querido informarnos -dijo Sculë- ¿puede decirnos si el Sr. Frodo y unos amigos pasaron por aquí?
- Si, la comunidad pasó por aquí hace ya varias semanas.
- ¿Comunidad? -dijo Maedler- los cuatro hobbits podían ser vecinos, pero no creo que los otros...
- ¿Puede decirnos a dónde se dirigían? -preguntó Sculë
- El destino del portador ya no está en nuestras manos -dijo Galadriel- Frodo ya ha encontrado su propio camino.
- Vamos, que usted tampoco va a decirnos nada -dijo Maedler y, en su mente, escuchó: "no desesperes, tu búsqueda será recompensada. Dirígete hacia Orthanc, allí encontrarás pruebas".
- ¡Comunicación mental! -dijo Maedler- ¿cómo lo ha hecho?
- Maedler, por favor no empieces -dijo Sculë- por cierto, seguro que es una tontería, pero el otro día, al ir a beber agua de una fuente mi compañero dijo ver la cara de su hermana desaparecida en el agua ¿sabe qué puede significar?
- El espejo muestra cosas que fueron, y cosas que son, y cosas que quizá serán. Pero lo que ve, ni siquiera el más sabio puede decirlo -dijo Galadriel.
- Vamos, que no tiene ni idea -dijo Maedler- gracias de todas formas, buenos días.

BOSQUE DE FANGORN
10:30 A.M.

- ¿No vas a decirme porqué vamos hacia Orthanc? -preguntó Sculë- éste bosque es de lo más sombrío y dudo que Frodo haya venido por aquí.
- Creo que el asunto de Frodo es una distracción -dijo Maedler- no conseguiremos nada persiguiéndole, aquí buscaremos pruebas.
- ¿Pruebas de qué?
- Te lo diré cuando lo encontremos, subamos por ésa colina.
- ¡Hum, hum! -escucharon.
- ¿Quién ha dicho eso? -dijo Sculë- aquí solo estamos nosotros y ése árbol que acabamos de pasar.
Los Agentes se giraron al unísono y se encontraron entonces mirando lo que parecía una cara tallada en el árbol.
- Hum, gente muy apresurada -dijo la cara.
- ¡Por Eru! -dijo Maedler- Tom Bombadil tenía razón ¡un hombre-sauce!
- No, nada de hombre-sauce, soy un Ent, vosotros podéis llamarme Bárbol.
- Entonces, ¿no eres resultado de ninguna mezcla genética experimental?
- Los Ents somos más viejos que las montañas -dijo Bárbol- somos una raza, como los elfos, hombres, enanos o hobbits (según he descubierto últimamente).
- Bueno eso ya es más razonable -dijo Sculë, recuperándose de la impresión inicial- ¿Puede decirnos si falta mucho para Orthanc?
- Hum, puede estar lejos o cerca, según como se mire -dijo Bárbol.
- Ya veo que no nos será usted de gran ayuda -dijo Sculë- Por lo que ha dicho, Bárbol no es su verdadero nombre ¿puede decirnos cómo se llama?, lo necesito para el informe.
- Hum, bueno, sois muy desconsiderados, yo no me he atrevido a preguntaros el vuestro, pero si lo queréis saber es: "....."
Bárbol empezó entonces a entonar una especie de cántico parsimonioso ante el asombro de los Agentes. A las dos horas, Sculë dijo:
- Ya me duele la mano de apuntar, mejor nos vamos.
- Hum, qué gente tan apresurada -dijo Bárbol, observándolos al alejarse.

EN LAS AFUERAS DE ORTHANC
ROHAN

- ¿No vas a decirme qué hacemos aquí? -preguntó Sculë- hemos pasado por un bosque de lo más sombrío y dudo que Frodo haya dado tantos rodeos para llegar hasta aquí.
- Creo que el asunto de Frodo es una distracción -dijo Maedler- no conseguiremos nada persiguiéndole, aquí buscaremos pruebas.
- ¿Pruebas de qué?
- Te lo diré cuando lo encontremos.
Al acercarse al círculo de Isengard, vieron una gran desolación, múltiples cavernas que presentaban evidentes indicios de haber sido inundadas. Algunas columnas de humo indicaban lo reciente del desastre, solo algunos árboles dispersos mostraban signos de vida. Los Agentes descendieron por la que parecía ser la caverna principal.
- ¿Te has fijado que no hemos visto ningún cadáver? -dijo Maedler
- ¡Por Eru!, eso nos es del todo cierto -dijo Sculë, muy sorprendida -mira esto.
Entraron en una gran sala que parecía un laboratorio, había cuerpos de orcos y hombres diseccionados, urnas con miembros retorcidos y al fondo, enterrados en barro, varios cadáveres de raza desconocida. Sculë aprovechó las instalaciones para realizarles una autopsia.
- He terminado, Maedler -dijo Sculë- y te debo una disculpa. Lo que tenemos aquí es una mezcla entre orco y humano, hemos encontrado tu ráva 51.
- Lo sospechaba, al ver la gran torre oscura y ¡por fin! Tenemos pruebas.
- ¿Quién será el responsable? -dijo Sculë- lo que haya hecho el pobre Sr. Frodo es una gamberrada comparado con esto…
Escucharon un ruido en la sala contigua y descubrieron a un hombre enjuto y pálido, parecía muy asustado.
- ¡No me hagan daño, por favor¡, ya he sufrido suficiente -dijo.
- Tranquilo, somos amigos -dijo Sculë- nadie te va a hacer daño, solo queremos información.
- ¿Sabes lo que ha pasado aquí y quién es el responsable? -preguntó Maedler
- Solamente recuerdo mucho dolor. Me secuestraron, como a otros muchos y todo por ese cerdo de Sauron -dijo el hombre con repugnancia- conseguí esconderme antes de la inundación y he sobrevivido de milagro.
- ¿Sabes dónde podemos encontrarle?
- Escuché a los guardias hablar de otro laboratorio en Mordor.
- Bueno, ahora eres libre -dijo Sculë- puedes volver a casa.
- Gracias, amables Señores -dijo el hombre, y se marchó.
- ¿Sauron? -dijo Maedler- debí imaginarlo, ése Agente renegado. Pensaba que había muerto.
- Nunca se encontró su cadáver -dijo Sculë- vayamos a por él.

En otra estancia, bajo la torre de Orthanc, el misterioso fumador recibe a su ayudante:
- Buen trabajo, Gríma.
- Gracias, Maestro, se lo han tragado todo.
- Esos ya no nos molestarán más, Sauron será el único responsable. Cuando todo lo demás falla, es hora de salvar el pellejo, di a los Ents que quiero hablar con ellos.

CASAS DE CURACIÓN
MINAS TIRITH, GONDOR

- ¿Es usted el jefe aquí?
- Si, soy Faramir, hijo de Denethor, el Senescal de Gondor.
- Somos los Agentes Maedler y Sculë, del VBI ¿puede explicarnos qué ha pasado?, tiene usted todo el patio lleno de cadáveres, pero la ciudad está desierta.
- Hemos sido atacados por Sauron -dijo Faramir- lo que queda de nuestro ejército acaba de salir para enfrentarse a él.
- Bueno -dijo Maedler- ya no tendrán que preocuparse más por ese tío, vamos a detenerle. Sabemos que está en Mordor ¿conoce su dirección exacta?
- Si entran por Minas Morgul, tuerzan a la izquierda. Verán su refugio, Barad-dûr, no tiene pérdida.
- Por curiosidad -dijo Sculë- ¿no habrá visto por aquí a un hobbit llamado Frodo?
- Me lo encontré hace unos días con un tal Sam , se dirigían también a Mordor.
- Ese Sam -dijo Maedler- ¿no sería una mujer?
- Seguro que no -dijo Faramir- les acompañaba un ser repugnante llamado Gollum.
- No es tu hermana -dijo Sculë- ese tal Gollum puede ser resultado de algún experimento fallido. Bueno, muchas gracias.

PROXIMIDADES DEL MONTE DEL DESTINO
MORDOR 05:00 P.M.

Los Agentes se aproximan a dos pequeños orcos que andan lastimosamente por el camino.
- ¡Oigan!, por favor -dijo Maedler- ¿pueden indicarnos si Barad-dûr es ésta montaña o la torre de ahí enfrente?
- ¡ghrrr! -dijo uno de ellos, apuntando a la torre.
- Bueeeno, tampoco es para ponerse así, gracias.
- Ya te lo dije -comentó Sculë- esto es un volcán.
- Nunca se sabe -dijo Maedler- las cosas no siempre son lo que parecen. Qué orcos más raros ¿verdad?
- Aquí nada es normal, date cuenta que no hemos visto ni una sola persona, animal o planta desde que entramos en Mordor.
- Por allí, en las montañas me parece ver unos pajarillos negros -dijo Maedler- No nos demoremos más, vamos a acabar con esto.

BARAD-DÛR
MORDOR 09:30 P.M.

- ¿Es usted el Sr. Sauron? -preguntó Sculë
- Si, ¿qué pasa?
- Queda usted detenido por genocidio, secuestro, conspiración para engañar a un Agente del VBI, asesinato frustrado, experimentos genéticos no autorizados, ataque con premeditación y nocturnidad, simulación de muerte y múltiples delitos medioambientales.
- ¡Pobres incautos! -dijo Sauron- mi poder sobrepasa a vuestra imaginación, ahora ¡salgan de mi casa!, tengo asuntos más importantes que atender.
En ése momento, el suelo empezó a temblar, las paredes se resquebrajaron y Sauron gritó - ¡MI ANILLO¡, ¡MI ANILLOOOO!
- ¡El volcán de enfrente ha entrado en erupción! -dijo Maedler.
Aprovechando el desconcierto, los Agentes inmovilizaron a Sauron con suma facilidad.
- Ha dicho algo de un anillo ¿sabes qué podrá ser? -preguntó Sculë
- Ni idea -dijo Maedler mirando por la ventana hacia la erupción del Monte del Destino- de lo único que estoy seguro es que la verdad está ahí fuera….

ANEXO

MINAS TIRITH
GONDOR
UNA SEMANA MAS TARDE

Tras entregar a Sauron a las autoridades en Valinor, los Agentes Maedler y Sculë regresan a Minas Tirith para finalizar su investigación, aprovechando que casi todos los testigos se encuentran allí reunidos.

- Sres. Meriadoc Brandigamo y Peregrin Tuk, pasen por favor.
- Bien Sres. -dijo Sculë- ustedes hicieron de guardaespaldas al Sr. Frodo desde su huida de Hobbiton ¿pueden explicarnos porqué y cuánto pensaba pagarles?
- Somos amigos de la infancia -dijo Merry- Frodo estaba en peligro y decidimos acompañarle, no esperamos nada a cambio.
- Pero una vez estuvo a salvo en Rivendell -dijo Maedler- siguieron viaje ¿a dónde se dirigían?
- A un sitio, creo que era Murdor o algo así -dijo Pippin- Frodo tenía una especie de misión allí o algo, nosotros no pudimos llegar porque Frodo se fue y fuimos secuestrados por alguien o algo que …
- Bueno, gracias -dijo Sculë- pueden retirarse.
- Estos son tontos del culo-dijo a continuación- no saben nada, el Frodo los engañó y después los dejó tirados, sin preocuparse por ellos. Que pasen los siguientes.

- Sres. Legolas y Gimli, la verdad, no tenemos constancia de su relación con los hechos -dijo Sculë revisando las notas- ¿sabían algo del Sr. Frodo antes de llegar a Rivendell?
- No -dijo Gimli- pero yo maté a 45 orcos en …
- Basta, ¿acompañaron al Sr. Frodo hasta el final del viaje? - dijo Maedler
- No -dijo Legolas- pero yo maté …
- Entonces ¿qué hacen aquí? -dijo Sculë- ¿solo quieren publicidad para sus batallitas?, lárguense de mi vista ¡ahora!.
- ¿Quién ha preparado la lista de testigos? -preguntó Sculë cuando hubieron salido.
- El Agente Olórin -dijo Maedler- los jefes dijeron que confiásemos en él, pero yo ya no me fío de nadie. Vamos a por el próximo.

- Sr. Samsagaz Gamyi, usted sí que llegó hasta el final con el Sr. Frodo [de la historia, quiero decir] -dijo Sculë- especifique brevemente a dónde fueron y porqué.
- Fuimos a un volcán, teníamos que tirar un anillo pero al final, Frodo no quiso hacerlo, Gollum le quitó el anillo y yo tuve que empujarlo al abismo.
- Los cargos pendientes por asesinato de ése tal Gollum los dejaremos aparcados hasta averiguar quién o qué era -dijo Maedler- pero ¿qué ha sacado usted de todo esto?
- Lo único es ésta caja que me dio Galadriel.
- Bueno, Sr. Gamyi puede retirarse -dijeron, al observar el interior de la caja.
- Éste es el más tonto de todos los que hemos visto -dijo Sculë- se va tan contento con una caja llena de tierra y lo único que tenía valor en ésta historia, va y lo tira al volcán. Déjame a mí interrogar al próximo.

- Sr. … Elessar, Aragorn o Trancos, ¿cuál es su verdadero nombre?
- Soy Aragorn hijo de Arathorn.
- Sepa que el cambio de identidad es un delito grave -dijo Sculë- pero vamos al grano, ¿conocía al Sr. Frodo antes de su encuentro en Bree?
- No, solo de oídas.
- Y usted les acompañó sin que se lo pidieran ¿sabía algo de Bilbo Bolsón y su fortuna?
- Si, conocí a Bilbo en Rivendell.
- Vayamos ahora hasta el final del viaje, ¿porqué no siguió al Sr. Frodo hasta el final?
- El destino del Portador dejó de estar en mis manos -dijo Aragorn
- Ya, ya. Puede retirarse.
- Bueno, éste si que es listo -dijo Sculë- parece haber ganado gran renombre y fortuna con ésta historia. Creo que se enteró de lo del dinero, se hizo amigo de Frodo y, cuando le sacó la pasta, le abandonó.
- Puede que tengas razón -dijo Maedler- me han dicho que le han elegido Rey y hace falta tener mucho dinero para una campaña electoral. Ya solo nos queda interrogar al mismo Frodo.

- Bueno, Sr. Frodo -dijo Maedler- nos ha costado mucho encontrarle, ¿quiere decirnos qué ha hecho todo éste tiempo?
- Se me encargó una misión secreta de gran importancia.
- Ya, pero vayamos al grano -dijo Maedler- ¿qué ha hecho con el dinero de su tío Bilbo?
- ¿Qué dinero? -dijo Frodo- ya no queda nada, liquidé las últimas deudas con la venta de Bolsón Cerrado.
- ¿Quiere hacernos creer que gastó la inmensa fortuna de Bilbo y se marchó sin nada? -dijo Sculë- sabemos que le acompañaba un criado y contrató a varios guardaespaldas por el camino para protegerse de unos asesinos ¿porqué le perseguían?
- Creo que querían el anillo que me dio tío Bilbo.
- Debía ser muy valioso, por eso no quiso tirarlo ¿verdad? -dijo Maedler- es todo por ahora, haga pasar al Agente Olórin.

- Agente Olórin -dijo Sculë- voy a contarle mi impresión de los hechos: Frodo engañó a su tío para quedarse con la herencia, luego se enteró que lo perseguíamos y se marchó con todo el dinero. Unos ladrones le siguieron y contrató escolta, en Rivendell les engañó a todos (incluso a su tío, que le entregó lo poco que le quedaba) diciendo que iba a fundir el anillo en gesto de buena voluntad, pero encontró la horma de su zapato porque al desaparecer Usted, el tal Trancos tomó el dinero y huyó. El valioso anillo era lo único que le quedaba y por eso no pudo desprenderse de él, ahora está aquí mendigando las migajas de su antigua fortuna.
- Muy bonito -dijo Gandalf- ¿quieren saber mi versión?
- No gracias -dijo Maedler- disculpe pero preferimos sacar nuestras propias conclusiones. Yo tengo otra idea sobre lo sucedido: creo que Sauron, Elrond, Galadriel, un misterioso fumador de pipa y usted, planificaron el retorno de Melkor a la Tierra Media, acometieron diversos experimentos genéticos para encontrar un "huésped" apropiado (puesto que ya no puede vestirse/encarnarse a voluntad). Comenzaron a experimentar con Bilbo y otras razas, cuando Frodo vino a visitar a su tío, decidieron continuar los experimentos con él y usted le engañó para que le acompañara a una supuesta misión secreta. Durante su viaje al laboratorio de Orthanc, usted sufrió un accidente y fue interrogado por los Valar, no dijo nada pero sus compañeros se pusieron nerviosos: los laboratorios fueron intencionadamente destruidos por una inundación y un terremoto para ocultar pruebas y ahora se acusan unos a otros.
- Es la tontería más grande que he oído en mi vida -dijo Gandalf.
- Eso ya lo veremos -dijo Sculë- todavía no tenemos pruebas concluyentes, pero cuando usted termine sus asuntos aquí, acuda a Valinor con Frodo y Bilbo. Allí les sacarán la verdad.
-Y no olvide a sus compinches -dijo Maedler- Elrond, Galadriel y el fumador (si no se lo han cargado ya).

- Bueno, ¿qué hacemos ahora? -dijo Sculë.
- Todavía hay varios expedientes abiertos -dijo Maedler- la desaparición de los Agentes Pallando y Alatar, investigar el origen del Tom Bombadil y un extraño relato sobre un monstruo de fuego que no está claro si tiene alas o no.
- Pues empecemos cuanto antes.

FIN

Melko, agosto de 2002

   
 

subir

Películas y Fan Film
Tolkien y su obra
Fenómenos: trabajos de los fans
 Noticias
 Multimedia
 Fenopaedia
 Reportajes
 Taller de Fans
 Relatos
 Música
 Humor
Rol, Juegos, Videojuegos, Cartas, etc.
Otras obras de Fantasía y Ciencia-Ficción

Ayuda a mantener esta web




Nombre: 
Clave: 


Entrar en el Mapa de la Tierra Media con Google Maps

Mapa de la Tierra Media con Google Maps
Elfenomeno.com
Noticias Tolkien - El Señor de los AnillosReportajes, ensayos y relatos sobre la obra de TolkienFenopaedia: La Enciclopedia Tolkien Online de Elfenomeno.comFotogramas, ilustraciones, maquetas y todos los trabajos relacionados con Tolkien, El Silmarillion, El Señor de los Anillos, etc.Tienda Amazon - Elfenomeno.com name=Foro Tolkien - El Señor de los Anillos